Trump aumenta impuestos a compradores de vivienda de clase media

David Dayen / The Intercept
En uno de los primeros actos oficiales de su presidencia, Donald Trump aumentó los impuestos a más de un millón de compradores de vivienda de clase media.
El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano revirtió una reducción programada del 0.25 por ciento en las primas de seguros hipotecarios, emitidas por la Administración Federal de Vivienda (FHA). Para una hipoteca por un valor de $200,000, esto agrega $500 a los costos anuales para un comprador.
Estas tarifas a los seguros son como un impuesto sobre la propiedad de vivienda de clase media. Al revertir el corte, que estaba programado para entrar en vigor el 27 de enero, el gobierno de Trump estará tomando más dinero de los compradores de vivienda de la FHA que irán a las arcas del gobierno.

Para pagar incumplimientos
La FHA no hace préstamos, pero permite a los prestatarios con puntajes de crédito tan bajos como 580, comprar casas con bajos pagos iniciales (tan poco como el 3.5 por ciento). A cambio, cobra las primas del seguro hipotecario que las coloca en el Mutual Mortgage Insurance Fund (MMIF), para recurrir en caso de incumplimiento.
La administración Obama anunció el recorte de seguro de la FHA el 9 de enero, de 0.85 por ciento del precio de la hipoteca a 0.60 por ciento. Lo hicieron en respuesta directa a los aumentos en las tasas hipotecarias que aumentaron significativamente el precio de la compra de una casa. Previamente, la FHA recortó las primas en un 0.5 por ciento en enero del 2015.
Los críticos argumentaron que la reducción de las primas de la FHA amenazaría la solvencia de la MMIF, que requería un rescate de $1,700 millones en el 2013, el primero en la historia de la agencia, debido a una oleada de incumplimientos después de la caída de la burbuja inmobiliaria.

Menos dinero para compradores
Sin embargo, las finanzas de la MMIF han mejorado significativamente desde entonces, en medio de una recuperación moderada en el mercado de la vivienda. Por ley, el fondo debe mantenerse al menos en el 2 por ciento de la cartera total de préstamos de la FHA, siendo la cifra actual en 2.32 por ciento.
Basado en el análisis de Attom Data Solutions, la reversión significa un adicional de $446 millones para el MMIF y, al mismo tiempo, mucho menos en los bolsillo de un estimado de 1 millón de compradores de vivienda que, se proyecta, van a obtener préstamos FHA en el 2017.
La retórica inaugural de Trump sobre “transferir el poder de Washington, D.C. y devolverlo a usted, a la gente”, está en desacuerdo con la acción específica de incrementar las tarifas a los compradores de vivienda de clase media, para reforzar un fondo de seguro del gobierno.

Leave a Reply