Comenzaron las redadas indiscriminadas de inmigración

Redacción LTH
El gran temor de los inmigrantes indocumentados ante la llegada del nuevo gobierno de Donald Trump, ya es una patética realidad. Las autoridades de inmigración han lanzado una serie de redadas, paradas de tránsito y puestos de control, en al menos media docena de estados en todo el país, deteniendo a un número desconocido de indocumentados en los dos primeros días de estas acciones, dijeron abogados y organizaciones que abogan por los derechos de los inmigrantes.
Las redadas, que parecen dirigirse a cualquier inmigrante indocumentado, incluyendo a quienes no tienen antecedentes penales, marcan el primer episodio a gran escala de las órdenes ejecutivas que Trump firmó el pasado 26 de enero, con el objetivo de deportar a la mayor cantidad posible de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en el país.
Gillian Christensen, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), confirmó que agentes de ICE han estado haciendo redadas en casas y lugares de trabajo en Atlanta, el área de Los Ángeles y otras dos ciudades, como parte de las acciones rutinarias de los agentes de “inmigración”.
Pero los activistas de inmigración dijeron que habían documentado incursiones de ICE en lugares como Vista, Pomona y Compton, en California; Austin, Dallas y Pflugersville, en Texas; Alexandria y Annandale, en Virginia; Charlotte y Burlington, en Carolina del Norte; Plant City, en Florida; la región de Hudson Valley, en Nueva York; y Wichita, Kansas. También hubo reportes de puntos de control de ICE, dirigidos a los inmigrantes para chequeos aleatorios, en Carolina del Norte y en Austin, Texas.

Arrestando a todos los que caigan
La noticia de los allanamientos circuló rápidamente entre los inmigrantes, los activistas y en las redes sociales, creando un pánico tan generalizado en las comunidades de inmigrantes que un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional dijo que la agencia había decidido tomar el paso sin precedentes de confirmar algunos detalles de las redadas, cuando estas estuviesen en marcha.
Durante un anuncio, donde se reportó el arresto de decenas de mexicanos indocumentados en Austin, Texas, el cónsul de México en esta ciudad, Carlos González Gutiérrez, dijo que en las redadas están arrestando a los que son buscados y a cualquier indocumentado que está en el lugar de las redadas.
“Lamentablemente” el consulado ha detectado que, en la mayoría de los casos, “si hay más personas indocumentadas alrededor del detenido, los agentes están arrestando a todos”, dijo el cónsul Gutiérrez.

Arrestados en accidentes y autos
Por ejemplo, dijo el cónsul, un caso ocurrió durante un accidente de tránsito en el norte de Austin, donde la policía arrestó al conductor del automóvil y a los pasajeros porque le parecieron indocumentados, y luego la ICE los tomó bajo su custodia.
En otro caso, agregó, fueron arrestados el conductor de un vehículo y los dos compañeros de trabajo a los que les había ofrecido un aventón. Ninguno de los pasajeros era un objetivo específico de la ICE, pero ambos fueron detenidos.
El sindicato 32BJ SEIU, el más grande en el sector de servicios de limpieza más y con una amplia fuerza laboral latina dijo en un comunicado: “Condenamos estas acciones contraproducentes, que interrumpen vidas, desgarran a las familias y castigan injustamente a la gente trabajadora, mientras obligan a todos los inmigrantes –documentados o no– a vivir en constante temor”.

Protestas en Nueva York por las redadas
Cientos de personas se reunieron en Manhattan, Nueva York, el sábado 11 de febrero, para protestar por las políticas de inmigración del presidente Donald Trump, y ante el aumento de las redadas de indocumentados.
Los organizadores del evento dijeron en Facebook que llevaron a cabo a la manifestación para “desafiar la criminalización de los inmigrantes”.
Varios centenares de personas se concentraron frente al edificio de inmigración en Federal Plaza, en el Bajo Manhattan, para protestar ante las primeras redadas en las que, según activistas, se ha detenido a cientos de inmigrantes en todo Estados Unidos.
Los manifestantes, convocados por varias organizaciones, se quejaron también por la llamada política de “cristales rotos”, por la cual la policía actúa contundentemente ante pequeños delitos bajo la premisa de que ello ayuda a evitar crímenes más importantes.
Los organizadores, según explicaban en la convocatoria, temen que esa política pueda hacerse más agresiva bajo la administración del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, y lleve a la deportación de inmigrantes detenidos por pequeñas ofensas.

Leave a Reply