Introducen las “Zonas de Mensajes de Texto” en las carreteras del estado

E. Fraysinnet / LTH
Una encuesta de AT & T a principios de este año mostró que el 49 por ciento de los conductores adultos “textean” mientras manejan –lo que es una gran cantidad de personas que, en algún momento de su viaje, quitar los ojos del camino para escribir un mensaje en un teclado pequeño, mientras (supuestamente) está al control de una maquinaria de dos toneladas de peso a una alta velocidad. O en verdad no tiene el control del vehículo, visto desde otra perspectiva.
En un intento de persuadir a los conductores a resistirse a revisar su teléfono móvil cuando suena mientras llega un mensaje y, a la misma vez está manejando un vehículo, el estado de Nueva York ha introducido las llamadas “Zonas de Mensajes de Texto” a lo largo de las principales carreteras y autopistas del estado.
Al anunciar la iniciativa el pasado lunes 23 de septiembre, el gobernador Andrew Cuomo dijo que un total de 298 carteles con mensajes como “Puede esperar, Parada de Texto a 5 Millas”, serán colocados a lo largo de las carreteras más transitadas del estado, señalando a los conductores las 91 “Zonas de Mensajes de Texto” en donde los conductores puedan detenerse y hacer uso de sus dispositivos móviles.
En el condado de Suffolk hay dos “Zonas de Mensajes de Texto” a lo largo de la carretera interestatal I 495, en Huntington.
Las zonas no le costarán nada al gobierno, ya que en realidad existen en forma de áreas de descanso y zonas de aparcamiento. El nuevo programa es realmente todo acerca de la señalización de estas zonas.
“El estado de Nueva York sigue utilizando todas las herramientas a su alcance para combatir los mensajes de texto, mientras se conduce”, dijo Cuomo en un comunicado anunciando la iniciativa. “Además de penas más duras, los nuevos métodos de detección de la policía estatal y los esfuerzos de información en curso, ahora estamos lanzando las ‘Zonas de Mensajes de Texto’ especiales, para permitir a los automovilistas a detenerse y utilizar sus móviles”.
Datos recientemente publicados muestran que la policía estatal entregó 21.580 multas por distracción en la conducción, el pasado verano, en comparación con 5.208 en el mismo período del año anterior. Mientras que el aumento masivo de 365 por ciento se puede atribuir en parte a una mayor acción policial, la cifra pone de manifiesto la magnitud del problema, con muchos pilotos que no pueden resistir la tentación de responder a un teléfono sonando.
Cuomo espera que con las nuevas señales, los conductores piensen dos veces antes de responder su teléfono y, en cambio, esperan llegar hasta la zona de mensajes de texto más cercana.

Leave a Reply