Senadora presenta proyecto de ley para legalizar la Marihuana en NY

marihuanaE. Fraysinnet / LTH
Nueva York está siguiendo el camino de los estados de Washington y Colorado —y más recientemente de Uruguay— con la senadora estatal Liz Krueger anunciando que presentará un proyecto de ley llamado el Acta para la Regulación y la Tributación de la Marihuana. La ley, si fuera aprobada, regularía la marihuana con el mismo sistema que el estado utiliza actualmente para el alcohol.
El proyecto de ley le daría a la Autoridad de Bebidas Alcohólicas del Estado la posibilidad de conceder licencias para la producción de marihuana, el transporte y la venta al por menor. Las comunidades podrán optar por admitir o no los locales de venta al por menor en sus jurisdicciones, a través de un proceso de referéndum. El proyecto de ley también establecerá un impuesto especial de $50.00 por onza de marihuana y permite que las empresas locales cobren, adicionalmente, el impuesto sobre las ventas. Los ingresos obtenidos a través de esta ley se destinarán a los programas contra el abuso de sustancias, y los programas de capacitación laboral para personas de bajos ingresos, en las comunidades donde hay un alto desempleo.
Si la ley es aprobada, los 18 años será la edad mínima legal para la posesión y el consumo de la marihuana. Para venderla (con una licencia del estado) tendría que ser mayor de 21 años. Las penas actualmente vigentes contra aquellos que están en posesión de dos onzas o menos, serán eliminadas. También permitirá el cultivo de hasta seis plantas de marihuana en su casa.
“La prohibición de la marihuana es una política que no ha funcionado, no importa cómo se mire, y es el momento de tener una conversación honesta sobre lo que debemos hacer en adelante”, dijo la senadora Krueger. “La economía ilegal de marihuana está viva y bien, y nuestras leyes injustas están afectando a los neoyorquinos no violentos, especialmente los adultos jóvenes, tratándolos como delincuentes, creando un círculo vicioso que arruina vidas y gasta dinero de los contribuyentes innecesariamente”.

Arrestos desproporcionados
En Nueva York el 97% de los arrestos por marihuana son por posesión. Esa cifra ascendió a 100.000 detenciones en el 2010. La aplicación de estas leyes ha afectado desproporcionadamente a las minorías. Los negros han sido detenidos a una tasa siete veces más alta que los blancos, a pesar de que una encuesta de salud del gobierno encontró que los blancos usan marihuana en una proporción mayor.
“Honestamente, las disparidades raciales en estas estadísticas representan una grave injusticia, mientras que la gran cantidad de arrestos demuestra que nuestra política actual se ha convertido en un gran derroche de recursos municipales y estatales. Estamos gastando el dinero de los contribuyentes para arruinar vidas, de manera desproporcionada, en las comunidades de color, sin ningún objetivo real de políticas públicas”, dijo la senadora Krueger en un comunicado.

Rentabilidad de $3.000 millones
De acuerdo con la Administración Federal de Salud Mental y Abuso, de los 19,6 millones de habitantes en el estado de Nueva York, se estima que 1,9 millones de ellos han fumado marihuana el último año. El contralor de la ciudad estima que un mercado de la marihuana en el estado de Nueva York podría convertirse en una industria de $3 mil millones.
El Dr. Carl Hart, profesor asociado de psicología en la Universidad de Columbia, se pronunció a favor de la ley desde un punto de vista sanitario.
“Como neuro-psicofarmacologista que ha pasado los últimos quince años estudiando los efectos neurofisiológicos, psicológicos y conductuales de la marihuana, puedo decir que las afirmaciones acerca de los daños asociados con el consumo de marihuana se han exagerado mucho en los medios de comunicación”, dijo el Dr. Hart. “Resultados mucho más dañinos ocurren por detener a las personas por posesión de marihuana y las disparidades raciales de esos arrestos”.

Leave a Reply